¿Por qué son tan malos los subtítulos de HBO?

[Tiempo estimado de lectura: 5.40 min]

La mesa está lista. La reluciente pantalla LED de 42 pulgadas se prepara para dar el gran espectáculo gracias al pago mensual adicional a la televisión por cable para poder ver HBO y otro pago adicional para ver HBO HD. Se estrena la segunda temporada de Game of Thrones y todo gasto extra vale la pena. El reloj marca las diez de la noche, hora señalada en Argentina para el estreno mundial y en simultáneo con los Estados Unidos de una de las series más importantes del año.

Comienza la música y la adrenalina aumenta, ya empieza el primer capítulo de la segunda temporada. Aparecen dos gladiadores luchando. Es la primera escena. De repente, comienzan los diálogos, pero, misteriosamente, aparecen primero los subtítulos. Sí, en el primer capítulo de la segunda temporada de Game of Thrones en HBO HD, los subtítulos están mal sincronizados. A lo largo de todo el episodio, van a entrar un segundo antes que los diálogos. Me perdieron. Me va a costar concentrarme durante todo el capítulo. Si bien es probable que esto sea un defecto profesional (ya que también me sacan de la película los subtítulos mal hechos en el cine), supongo que no debo de ser el único al que le molestan estas cosas.

Pero ojalá eso hubiera sido todo. La traducción del primer capítulo de Game of Thrones fue, como sucede muy habitualmente con las traducciones de HBO y sus señales, un culto a los errores. Subtítulos faltantes, errores de traducción, armados no simétricos y poco armoniosos, exceso de mayúsculas erróneas, ¡hasta errores ortográficos! Por momentos, da la sensación de que son subtítulos hechos por fanáticos. Pero no, los fanáticos se equivocarían menos. A continuación, un análisis de los errores relacionados con la serie:

Sobre el primer capítulo:

  • En una de las escenas del primer capítulo, el traductor se dio el lujo de inventar un personaje: Troger. Daenerys contempla a un caballo en sus últimos momentos y dice: Fue lo primero que me regaló Troger. ¿Quién será Troger, no? En realidad, como todos saben, fue un regalo de Drogo.

She was Drogo’s first gift.

  • En otra escena, el consejo está reunido e ingresa el maestre Pycelle con un cuervo blanco y habla de los amos de la ciudadela cuando, en realidad, debería hablar de los maestres.

…considered reports from maesters from all over the Seven Kingdoms.

  • Más adelante, Tyrion y Cersei están discutiendo y Cersei dice Robb Stark is a child, y el subtítulo clama: Ned Stark es un niño. (SPOILER ALERT) Segundos antes, se recuerda que Ned Stark está muerto. ¿Medio confuso, no? ¿Ned está muerto, pero a la vez es un niño? ¿Y Robb Stark no aparece por aquí?

Robb Stark is a child.

(A propósito, aquí se ve cómo Tyrion sigue hablando y ya aparece el subtítulo de Cersei).

  • Cuando la Guardia de la Noche llega a la casa de Craster, este llama al comandante Mormont Lord Crow en lugar de decir Lord Cuervo o señor Cuervo. A secas, el subtítulo nos muestra Lord Crow. (Antes de mencionarlo de esta manera, el mismo personaje habló del Cuervo Negro).

• Por último, algo que aparece aquí y se repite aleatoriamente en todo el resto de los capítulos es la traducción de los nombres y las ciudades. En el primer episodio, tenemos Desembarco del Rey Invernalia, pero The King’s Road (El Camino Real). Y también tenemos a Jon Nieve que, luego, será Jon Snow (en el capítulo 7).

Jon Snow.

(Acá otra vez: el pobre Jon todavía no empezó a hablar y ya sabemos cómo se llama).

Sobre el resto de los capítulos:

La sucesión de errores es realmente increíble. A continuación, vamos a nombrar solo algunos (para no aburrirlos) de los más importantes que hemos visto en los capítulos que se han estrenado hasta el momento.

  • Como contamos más arriba, hay un gran problema con los Crow. En ocasiones, se los traduce como Crow y en otras como Cuervo. Lo ideal, si se va a traducir todo, es dejar siempre como Cuervo. Pero el problema aquí es que, muy probablemente, la traducción de los capítulos sea hecha por personas diferentes. Incluso, por momentos, parece que hasta un mismo capítulo fue traducido por diferentes personas. En el capítulo siete, la incoherencia y el horror (ortográfico) llegó a su pico máximo cuando se habla de los crows (sí, en inglés, en minúscula y en plural).
  • Uno de mis errores favoritos se dio en el capítulo tres. Lord Tyrion envía a Lord Baelish a ver a su amado gato. ¿Gato? ¿Qué raro, no? No vi muchos gatos en Game of Thrones. En realidad, a la que va a ver es a su beloved Cat, Catelyn Stark. Impresionante.
  • En otro episodio, Jaqen debería decir «Le robaste tres vidas al Dios Rojo», pero HBO nos mostró Le robaste tres vidas a la Guardia Roja. Solo sabe Dios qué será la Guardia Roja.
  • Otro término con el que no se han puesto de acuerdo los traductores es wildfire. En algunos casos, colocaban fuego salvaje u otro tipo de fuego, cuando, según la versión oficial del libro, se trata del fuego valyrio. (Entiendo que sería mucho pedir que los traductores sean fanáticos de la serie o que hayan leído todos los libros —aunque no estaría mal que así sea— pero hay cientos de páginas web de fanáticos con información sobre todos los personajes, ciudades y elementos de la serie).
  • Uno de los errores más graves que se dieron (y que desorientan muchísimo a los seguidores de la serie que no son expertos) fue cuando, en un determinado momento, en las Islas de Hierro, el subtítulo debería mostrarnos «Son leales a las Islas de Hierro». HBO decidió mostrarnos Son leales al Trono de Hierro. No me voy a explayar en esto, pero los fanáticos de la serie saben que este error es tremendo.
  • Un conflicto menor aparece con el término Ser que, en algunas ocasiones, se traduce como Sir erróneamente. Siempre debería quedar como Ser: Ser Davos Seaworth, Ser Jorah Mormont, Ser Rodrik Cassel, etcétera.
  • Otro error menor se dio con un personaje intranscendente llamado Khal Pono que, según HBO, se llama Calpono.
  • Otro gag se dio en la escena inicial del capítulo cuatro, cuando un valiente guerrero gritó con toda su furia: The King in the North! y el subtítulo mostró ¡Córtenle las cabezas! Sublime el nivel de creatividad del traductor.
  • Otro error se da con el personaje de Melisandre, denominada, en ocasiones, Mujer Roja o Sacerdotisa Roja. Acá hay un grave problema ya que los que no le tienen respeto la llaman Mujer y los que sí la respetan la llaman Sacerdotisa. En el subtítulo, esto no parece importar y cambia aleatoriamente y según se le dé la gana al que está haciendo el subtítulo.
  • Por último, y en conexión con el punto anterior, al comienzo de cada capítulo, las escenas de los capítulos anteriores tienen subtítulos (muy) diferentes al capítulo anterior. Acá se ve muy bien que la Sacerdotisa Roja pasa a ser la Mujer Roja en la previa al capítulo nuevo. Esto demuestra claramente que las traducciones no son hechas siempre por la misma persona. Si bien es complicado que una sola persona haga absolutamente todo, no es demasiado problema que una misma persona traduzca un capítulo por semana de una misma serie, ¿no?
  • Para finalizar este recuento, volvemos a remarcar que, en muchos capítulos, faltan subtítulos en escenas, hay ambigüedades y falta de coherencia, y, principalmente, una gran cantidad de errores que, en ocasiones, parecen demostrar que la persona que hizo la traducción no sabe mucho de inglés. En el capítulo del domingo pasado, encontramos en el subtítulo El gigante pudo llevárselo para The giant must have taken him; 10 mil (lo cual es un error ortográfico y debería decir diez mil o 10 000), tilde errónea para éste, ésta (ya confirmado su desuso por la RAE) y un glorioso Piensa más duro para Think harder.

Podríamos haber hecho un análisis mucho más extensivo si usábamos a fondo todos los capítulos, pero este Feast for Crows que hemos descrito es más que elocuente y representa la pobre calidad de los subtítulos de HBO ya que, si no cuidan la calidad de uno de sus mejores productos, imagínense cuánto les debe importar la traducción de otras películas o series. Aclaro que debe de haber algunos buenos traductores trabajando para HBO, pero no es el caso de la mayoría de los capítulos de Game of Thrones y de gran cantidad de las películas y de otras series que se emiten por las diferentes señales de este gigante de los medios.

Hace muchos años que me dedico con pasión y profesionalismo al subtitulado, y conozco muchísimos colegas que tienen la misma pasión que yo y sufren al ver horrores como los que acabo de describir. Si a HBO le cuesta hasta 10 veces más que subtitular hacer un doblaje (que, por cierto, para Game of Thrones es muy bueno), ¿por qué no invertir un poquito más para contratar a un traductor profesional y hacer un subtítulo de calidad? ¿Nadie se queja? ¿A nadie le importa? No creo que sea así.

Realmente, el costo de pagar por un subtitulado de calidad es realmente ínfimo en comparación con los gastos de marketing y de publicidad. Por ejemplo, en el shopping Dot Baires tenemos este lindísimo puesto de DirecTV:

Como verán, publicitan la suscripción a su servicio con Game of Thrones. Les aseguro que imprimir el afiche para llevar al puesto es más caro que pagar por el subtítulo de un capítulo. Entonces, ¿Cablevisión y DirecTV no podrían presionar para que HBO ofrezca subtítulos de calidad? ¿A HBO no le importa ofrecer un subtítulo paupérrimo en un producto de altísima calidad como es Game of Thrones? Muchas preguntas, ¿cierto? Ojalá pueda encontrar alguna respuesta.

La subtitulación es un trabajo profesional y, por ende, debe ser realizado por profesionales. Es lo único que pedimos. Y no sé a ustedes, pero a mí no me quedan dudas de que HBO debe empezar a pensar más duro a la hora de elegir traductores.

** Actualización: Dejé una queja formal en la página de HBO LA. Si tienen un ratito, pueden hacer lo mismo en  http://www.hbomax.tv/atcolES.aspx. **

Damián Santilli

(7865)

                              

About author View all posts Author website

Damián Santilli

Es traductor público de inglés (Universidad de Morón) y corrector internacional de textos en lengua española (Fundación Litterae-Fundéu). Sus áreas de especialización son la informática aplicada a la traducción, el subtitulado (con más de 1000 programas traducidos para diferentes señales) y las traducciones relacionadas con las tecnologías de la información y la ingeniería. Actualmente, es profesor titular de las cátedras Informática Aplicada a la Traducción y Herramientas Informáticas y Documentación Aplicada a la Traducción de la carrera de Traductorado Público de la Universidad del Museo Social Argentino (UMSA). Además, es profesor titular de las cátedras Informática Aplicada a la Traducción y Elementos de terminología de la Maestría en Traducción e Interpretación de la Universidad de Buenos Aires (UBA), universidad donde dirige el Programa de Actualización en Nuevas Tecnologías de la Traducción lanzado en el 2017. Es coautor y coordinador general del «Manual de informática aplicada a la traducción», la primera obra integral escrita en español sobre el tema, publicada en el 2016 por la Editorial CTPCBA. Está matriculado en el Colegio de Traductores Públicos de la Ciudad de Buenos Aires (CTPCBA) y es miembro de la Sociedad Española de Lenguas Modernas (SELM) y de la Unión de Correctores de España (UniCo).

es_ESSpanish