Format Factory, la máquina de conversión de archivos de audio, imagen y video

[Tiempo estimado de lectura: 1.28 min]

Hay tantas necesidades de tener una excelente herramienta de conversión de archivos como usos que podamos darles a las computadoras.

En el caso del universo de los traductores, este tipo de programas son obligatorios para todos los que nos dedicamos, por ejemplo, a la traducción audiovisual ya que muchas veces nuestro programa favorito para subtitular no admite ese formato de video o de audio que nuestro cliente nos pasó para trabajar.

Si bien existe una gran cantidad de software para este tipo de tareas (y también varios sitios web que realizan conversiones), mi favorito es el Format Factory. Este pequeño programita, totalmente gratuito, nos permite convertir casi todos los formatos más populares de audio, imagen y video,

Funciona de una forma muy sencilla. Lo primero que tenemos que hacer es ingresar a la sección de descargas de su sitio web y, luego de descargarlo, seguir los sencillos pasos para su instalación.

Una vez instalado, la interfaz del programa es esta:

Para hacer la conversión de un archivo, simplemente lo arrastramos y lo soltamos dentro del cuadro principal del programa. Cuando lo hagamos, nos aparecerá un listado con las opciones de conversión para ese archivo.

En el ejemplo que sigue abajo, convertiremos un archivo de video.

Como vemos, nos aparece una extensa lista de formatos para convertir. En este caso, es un archivo MOV, entonces podemos elegir convertirlo al formato que más nos interese. Los que usamos el Subtitle Workshop para la traducción audiovisual sabemos muy bien que el programa no admite archivos de video MOV. Entonces, vamos a convertir el archivo a formato MPG. También podría interesarnos convertir el archivo a formato WMV, si queremos editarlo fácilmente con el Windows Live Movie Maker.

En el listado de formatos que aparece en la imagen, también se puede observar el formato FLV, que es el de los videos en Flash. Es muy útil tener en esta herramienta la posibilidad de convertir videos en Flash a cualquier formato convencional de video.

Luego de seleccionar el formato, simplemente hacemos clic en [Iniciar] para comenzar con la conversión.

El archivo convertido se guardará en la carpeta que nosotros tengamos configura en el menú [Tarea], [Opción], [Carpeta de salida].

Otra alternativa: Handbrake

Para terminar con este post, les dejo también otra herramienta muy similar que es muy útil, el Handbrake. Para descargarlo, pueden hacer clic aquí para ir a su página oficial. La ventaja de este programita es que es de software libre y, a diferencia del poderoso Format Factory, este software solo es para conversión de video, aunque de muchos más formatos.

@D_Santilli

(880)

About author View all posts Author website

Damián Santilli

Es traductor público de inglés (Universidad de Morón) y corrector internacional de textos en lengua española (Fundación Litterae-Fundéu). Sus áreas de especialización son la informática aplicada a la traducción, el subtitulado (con más de 1000 programas traducidos para diferentes señales) y las traducciones relacionadas con las tecnologías de la información y la ingeniería. Actualmente, es profesor titular de las cátedras Informática Aplicada a la Traducción y Herramientas Informáticas y Documentación Aplicada a la Traducción de la carrera de Traductorado Público de la Universidad del Museo Social Argentino (UMSA). Además, es profesor titular de las cátedras Informática Aplicada a la Traducción y Elementos de terminología de la Maestría en Traducción e Interpretación de la Universidad de Buenos Aires (UBA), universidad donde dirige el Programa de Actualización en Nuevas Tecnologías de la Traducción lanzado en el 2017. Es coautor y coordinador general del «Manual de informática aplicada a la traducción», la primera obra integral escrita en español sobre el tema, publicada en el 2016 por la Editorial CTPCBA. Está matriculado en el Colegio de Traductores Públicos de la Ciudad de Buenos Aires (CTPCBA) y es miembro de la Sociedad Española de Lenguas Modernas (SELM) y de la Unión de Correctores de España (UniCo).